top of page

Carteras o billeteras digitales

Por: Leonardo Brum




Después de la creación de tokens o activos digitales, las billeteras digitales surgen para que los tokens pudieran ser funcionales para los usuarios. El propósito de una billetera digital criptográfica es permitir a los usuarios interactuar con la cadena de bloques elegida, ya sea utilizando software o un dispositivo de hardware especializado. Las carteras digitales sirven como intermediarios entre un usuario y sus tenencias (tokens), que "viven" en la cadena de bloques.


Con una billetera digital, un usuario puede ver y administrar sus tokens/activos, así como realizar transacciones. Lo que todas las billeteras digitales tienen en común son las claves, que son necesarias para acceder a los tokens de un usuario. Cuando se crea una billetera, se generan un par de claves, una pública y otra privada. Estas largas secuencias alfanuméricas pueden parecer similares, pero sus funciones son drásticamente diferentes.


Una clave pública es como un número de cuenta bancaria, se puede compartir a voluntad con cualquier persona que quiera transferir criptomonedas o tokens, tal y como aparece un número de cuenta en la parte inferior de un cheque en papel.






Una clave privada, por otro lado, puede considerarse como el código PIN de una cuenta bancaria y debe protegerse cuidadosamente. Cualquiera que tenga acceso a esa clave privada tendrá control completo sobre sus tenencias criptográficas.




Cada vez que la criptomoneda sale de una billetera, la transacción debe ser "firmada" usando la clave privada. Este paso depende del tipo de billetera que se use


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page